Episodios

La resurrección de Hipólito

Hipólito era el hijo de Teseo y una amazona, y un gran cazador que veneraba a Ártemis. Fedra, esposa de Teseo, se enamoró de su hijastro, pero este no le correspondía y la rechazó. Entonces, su madrasta invirtió la historia y acusó a Hipólito de haberla violado en unas tablillas inscritas que envió a Teseo. Tras eso, se suicidó.

Teseo creyó a su difunta mujer y desterró a Hipólito, maldiciéndolo y pidiendo a su padre Poseidón que le quitara la vida.

Mientras viajaba en carro hacia Trecén, el mar se encrespó y de él surgió un gran toro que lanzó agua contra él. Los caballos, atemorizados, se desbocaron mientras Hipólito intentaba controlarlos. Sin embargo, una rueda se rompió al chocar con un tronco y el hijo de Teseo salió despedido. Enganchado aun por las riendas, su cuerpo fue arrastrado violentamente hasta quedar irreconocible.

Ártemis le llevó ante su sobrino Asclepio, que había llegado a dominar el arte de resucitar a los muertos. Éste le devolvió a la vida y la diosa le dio otro rostro y otro nombre; Virbio. A partir de ese momento estaría adscrito a ella y su hogar sería el bosque del valle de Aricia.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies