Películas

Jasón y los Argonautas (1963)

Sinopsis

Jasón, hijo del destronado rey Esón y heredero legítimo del trono de Yolco, decide ir en busca del Vellocino de Oro para traer de nuevo la prosperidad al reino, sumido en la miseria desde que gobierna el malvado Pelias.

Con la ayuda de Hera, los mejores héroes griegos como Peleo, Teseo o Heracles acompañarán a Jasón en este viaje lleno de aventuras a bordo de la magnífica nave Argos. Así llegarán a la Cólquide, donde Medea, la sacerdotisa de Hécate, les ayudará conseguir su objetivo y huir del traicionero rey Eetes.

 

Valoración personal

Para los que hemos visto este clásico de pequeños, sigue siendo magnífica. La parte de la Cólquide quizá un poco más lenta. Para las nuevas generaciones es un ritmo más lento del que están acostumbrados y puede hacérsele pesada en ciertos momentos. Lo mismo con los efectos especiales, que, si bien en la época fueron una maravilla —obra del gran Ray Harryhausen—, a los que han crecido en época de ordenadores les cuesta meterse en la película. Sin embargo, la famosa escena de la pelea con los esqueletos sigue siendo genial para todas las edades.

 

Diferencias con la mitología

La trama difiere del mito en bastantes cosas de principio a fin:

Toda la parte inicial, el golpe de Estado de Pelias contra Esón y el asesinato de la hija del rey en el templo de Hera, son cosas que en el mito no se producen a la vez. Sí es cierto que Pelias mató a una mujer en el templo y por eso la diosa le tenía manía, pero no fue a una hija de Esón, sino a su abuelastra. Esa historia os la contamos en este enlace.

Por otro lado, Pelias sabía de la profecía sobre tener cuidado con el que viniera con una sola sandalia, pero no supo que era Jasón hasta muchos años después. Cuando se dio cuenta lo mandó a buscar el Vellocino y aprovechó la ocasión para encarcelar a Esón y tomar el poder. En la película, Jasón salva a Pelias de ahogarse y así pierde la sandalia. Tras eso le relata su plan de ir a por el Vellocino y luego derrocar a Pelias sin saber que está hablando con él.

El viaje, que narra solo la ida y se resume en tres aventuras: el gigante de bronce Talos, Fineo y las arpías y las rocas Simplégades.

La lucha contra Talos es al principio, cuando en realidad tendría que ser a la vuelta y con la intervención de Medea. Era ella quien daba la idea a los argonautas de quitar la tuerca de su talón para que se «desangrara». Aprovechan aquí para introducir la parte en la que Heracles abandona la expedición buscando a Hilas, pero prescinden de las ninfas que lo secuestran y achacan su muerte a Talos.

A continuación, los argonautas se encuentran al rey Fineo atormentado por las arpías. Aunque este episodio sí se produce a la ida, la resolución es diferente; en la película no aparecen Zetes y Caláis, que son quienes conseguían espantar a las criaturas. Son los propios Argonautas quienes las atrapan rodeando el templo con una red.

Por último, pasan por las rocas Simplégades; un estrecho cuyas paredes chocaban entre sí y aplastaban a los navegantes. En la película ven pasar a un pájaro y se dan por advertidos, mientras que en la mitología sueltan ellos mismos al pájaro de forma deliberada por consejo de Fineo. En la película reciben la ayuda de Tritón —que no tiene nada que ver con este mito—. Éste sujeta las rocas para que puedan pasar sin que los aplasten.

Una vez en la Cólquide, Medea no es la hija del rey Eetes, aunque sí mantiene su rol de sacerdotisa de Hécate. Se limita a liberar a los argonautas porque se enamora de Jasón, pero no es la mala malísima de Eurípides ni la jovencita atribulada que se nos presenta en Las Argonáuticas y que Hera usa como peón para que sus planes con Jasón salgan bien.

En esta parte prescinden de la prueba de ungir los toros de bronce y alteran el orden entre los nacidos de la tierra y la serpiente —una hidra en la película—. En la mitología las dos primeras son pruebas que se suceden consecutivamente, y para ambas es crucial la ayuda de Medea. Para la primera le da una droga que lo protegerá de los ataques de las dos criaturas y le dará un vigor como el de los dioses.

Para la segunda le recomienda hacer lo mismo que el héroe Cadmo; cuando los guerreros brotaran de la tierra —hombres con carne y no solo huesos—, debía lanzar una piedra a sus pies para que se confundieran y pelearan entre ellos hasta matarse. Eso hizo, y no se lanzó a pelear directamente hasta que el grueso hubo muerto. Se dedicó entonces a ir matando a los guerreros antes de que acabaran de nacer. Esta es la escena más importante de la película y no es una prueba, puesto que el rey no les propone darles el Vellocino bajo ningún concepto. Se produce tras haberlo robado y justo antes de huir.

En cuando a la parte de la serpiente/hidra, en Las Argonáuticas, Medea está a punto de suicidarse por haber traicionado a su padre, pero Hera lo impide y la impulsa a seguir a Jasón y huir con él a su patria. Por suerte para el héroe, porque sin ella no lo hubiera conseguido. Se dirigen a buscar el Vellocino, custodiado por una inmensa serpiente a la que Medea adormece para que el aterrorizado Jasón se lleve la preciada piel. Es decir, que él no hace NADA. Pero en la película, lo que vemos es una heroica lucha a espada contra una Hidra, con Medea mirando sin más.

La película finaliza tras la huida de la pareja y los Argonautas que han sobrevivido; no vemos la parte de su regreso a Yolco ni la muerte de Pelias. La que sí vemos es la de Acasto, su hijo —y, por tanto, primo de Jasón—, que ha estado de infiltrado todo el viaje. Les traiciona y acaba muriendo al intentar adelantarse a Jasón robando antes el Vellocino. Esa parte es toda ficticia, lo único que coincide es que se une a los Argonautas, pero en contra de la voluntad de Pelias. Recordemos que la intención era que Jasón muriera durante el viaje, y no quería que le pasara lo mismo a su hijo. En el mito sobrevive, vuelve, reina un tiempo y hace otras cosas que os contaremos en otro episodio.

 

Ficha técnica

 

 

Título: Jasón y los argonautas
Año: 1963
Duración: 104 minutos
Director: Don Chaffey
Reparto: Todd Armstrong (Jasón), Nancy Kovack (Medea), Honor Blackman (Hera), Douglas Wilmer (Pelias), Nigel Green (Hércules), Jack Gwillim (Eetes)
Productora: Morningside Productions
Distribuidora: Columbia Pictures
País: Estados Unidos, Reino Unido

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies