Dioses

Hades

Hades es el dios del inframundo en la mitología griega. Hijo de Crono y Rea, como el resto de sus hermanos —a excepción de Zeus— fue tragado por su padre nada más nacer. Cuando fue liberado por Zeus, y una vez vencidos los Titanes, éste y sus hermanos se repartieron el mundo: Zeus se quedó con el cielo, Poseidón con el mar y Hades, que era el hermano mayor, con el inframundo.

Desde entonces poco se volvió a saber de Hades en el mundo de los vivos, ya que casi nunca abandonaba sus dominios. La excepción más conocida es cuando quedó prendado de Perséfone, hija de Deméter, y mientras ésta recogía flores tranquilamente, Hades —surgiendo de la tierra— apareció con su carro y la raptó, convirtiéndola desde entonces en su esposa.

Hades no poseía culto entre los mortales; y éstos, para no ofenderle, a menudo se referían a él como Plutón, el abundante, y es por ello que suele aparecer representado con una cornucopia. Sin embargo su atributo más característico es el casco que, construido por los cíclopes, le permitía volverse invisible. “Invisible”, de hecho, es el significado primigenio de la palabra griega Haides.

Aunque vedados a la mayoría de los mortales, sus dominios —a menudo referidos también como Hades— fueron visitados por diversos héroes como por ejemplo Heracles, Orfeo, Odiseo y Eneas.

Episodios en los que interviene:

El rapto de Perséfone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies