Episodios

Prometeo y la creación del hombre

Prometeo, hijo del titán Jápeto y, por tanto, primo de Zeus, creó a los hombres mezclando tierra y agua de lluvia. Los hizo a semejanza de los dioses que gobernaban y se convirtió en su protector.

En una ocasión, en la ciudad de Mecona, Prometeo quiso dejar en evidencia a Zeus y organizó un banquete con un gran buey, cuyas partes separó en dos pilas. En una colocó la jugosa carne camuflada tras la piel del animal. En la otra solo los huesos, recubiertos de la rica grasa. Uno sería para los dioses y otro para los hombres, y quien elegiría qué parte sería para cada uno sería el propio Zeus.

El rey de los dioses cayó en el engaño y eligió para sí la recubierta de grasa. Cuando se dio cuenta de que bajo ésta solo había huesos, ardió de rabia. Desde entonces se quemaron en el altar de los dioses los huesos de los animales tras su sacrificio.

Pero la insolencia de Prometeo no quedaría así, puesto que Zeus se vengaría de forma más retorcida. Atacaría donde más podía doler al titán: a sus creaciones. Para castigarlos, el rey de los dioses les robó el fuego, sin el cual no podrían sobrevivir.

Sin embargo, el astuto Prometeo no dejó desamparados a los hombres…

Continuará.

Un comentario

  • Ramon

    En la mitologia griega, Prometeo (en griego antiguo ?????????, ‘prevision’, ‘prospeccion’) es el Titan amigo de los mortales, honrado principalmente por robar el fuego de los dioses en el tallo de una canaheja, darlo a los hombres para su uso y posteriormente ser castigado por Zeus por este motivo. Prometeo era padre de Deucalion y abuelo de Helen .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies