Series

Sangre de Zeus

Sinopsis

Herón, un joven muchacho que vive junto a su madre en una pequeña aldea griega, descubre que es, en realidad, hijo del dios Zeus. Mientras tanto aparece una raza de demonios que causan terror entre las poblaciones locales, convirtiendo o matando a todo el que se cruza en su camino. De fondo, los celos de Hera y la vuelta al mundo de los gigantes pondrán en peligro al mismísimo Olimpo.


Esta es, brevemente, la historia que nos va a contar la nueva serie animada de Netflix, basada en la mitología griega, y que ha sido encargada al mismo estudio que hiciese en su día Castlevania. La animación, siento decirlo, no es tan buena como uno podría esperarse de este tipo de producción, pero cumple su función y a pesar de ser un poco estática en ciertos momentos salva, en la mayoría de casos, la situación. Además la serie es bastante sangrienta para los estándares de la animación estadounidense, lo cual imagino que podría considerarse un punto a favor. También lo es su corta duración, pues son solo 8 episodios de aproximadamente una media hora cada uno.

El guión, por su parte, lo llevan a cabo los hermanos Parlapanides, que con ese apellido se intuye que han querido rendirle tributo a la tierra de sus padres. El problema, como era de esperar, es que no se centran tanto en algún mito concreto de la antigua Grecia sino que la utilizan de base para su propia creación, lo que hace que tomen como quieren ciertos elementos y se salten a la torera otros tantos. De hecho es gracioso como, gracias al pequeño prólogo del primer episodio, intentan vendernos esta historia como uno de esos relatos míticos perdidos a través de las eras, cuando en realidad la historia, si se analiza desde el punto de vista mitológico, no tiene ni pies ni cabeza.

El dios infiel, su esposa, la amante, los dos hijos de esta y la amazona.

Lo que más me ha llamado la atención es que haya dos personajes, Serafín y Elías, cuyos nombres son de procedencia hebrea y no griega. Pero obviando este detalle de poca importancia, sí que es verdad que vamos a ver muchos personajes con nombres griegos (Herón, Electra, Alexia) y a los mismísimos dioses olímpicos (sobre todo a Zeus y Hera, algo a Apolo, Hermes y Ares y, en mucho menor grado, a Poseidón y Hefesto). Incluso se cita a ciertas deidades menores como puedan ser Fóbetor, Fantaso y Morfeo, pero no pasa de ser una mera referencia.

Hermes, Apolo y Ares. Salen poco pero se pegan de lo lindo.

También, aunque de una manera un tanto sui generis, aparecerán a lo largo de la serie varias criaturas mitológicas, como un grifo, varios “pegasos”, una mantícora y hasta un perro de tres cabezas que, por el contexto, intuimos que no es el propio Cerbero, ya que no se encuentra en el Hades. Y, hablando del reino del inframundo, sale también momentáneamente en alguno de los episodios, con un Caronte especialmente monstruoso, que recuerda un poco en el diseño al tipo de monstruos que podríamos ver en El viaje de Chihiro o en cualquier otra película de animación del estudio Ghibli.

Pero entremos a analizar la historia en sí, intentando no hacer demasiados spoilers. Herón es un chaval, bastardo para más inri, que sobrevive como puede en la aldea vendiendo cobre como quien dice, cuando aparecen unos demonios que en la serie dicen ser procedentes de Melidoni (que en la realidad está en la isla de Creta, lo cual no encaja nada con la historia). Lógicamente estos “demonios” no son daimones ni nada que se le parezca, sino unos bichos grises con cuernecitos que deben su transformación a haber comido la carne de los gigantes que Zeus derrotara en su momento, según nos cuentan en un aburrido flashback. El que se nos presenta como némesis del protagonista será precisamente el jefe de estos demonios, que responde al poco apropiado nombre de Serafín.

«Hola, me llamo Serafín, tú mataste a mi padre, prepárate a morir.»

El argumento, como vemos, a veces peca de una concepción demasiado maniquea; no solo en esta aparición de malvados demonios con nombres de ángeles, sino en otros pequeños detalles como decir que los dioses son seres de la luz y los titanes seres de la oscuridad. Desde luego todo el tema de los titanes y los gigantes está fatalmente contado; y poco, por no decir nada, tiene que ver con la mitología clásica.

Pero volviendo a la historia, luego se descubre que Herón es, en realidad, hijo de Zeus (¡¡¡cómo no!!!). Y Hera, como siempre, lleva fatal el asunto de la infidelidad y quiere acabar con el bastardo y con su madre. Hasta ahí nada nuevo, de hecho la historia “se complica” con otros elementos tomados prestados de otras historias, como que en realidad la madre de Herón, Electra, tuvo mellizos: uno siendo hijo de su marido, el rey de Corinto, y el otro hijo de Zeus. ¿Os suena de algo? En efecto, es exactamente lo mismo que pasó con Heracles e Ificles.

Así que tenemos un refrito de la historia del nacimiento de Heracles, combinada con unos demonios que no vienen mucho a cuento y una Hera mucho más vengativa de lo normal. De hecho sorprende bastante el verla convertida en la auténtica mala de la película y motor último de todo lo que pasa en la historia.

Dicho todo esto creo que queda claro que la serie, en realidad, no es un fiel reflejo de la mitología clásica, ni debe considerarse bajo ningún concepto como didáctica. A pesar de ello, si obviamos este punto y lo único que queremos ver es una serie entretenida ambientada en la Grecia mitológica, Sangre de Zeus cumple perfectamente con su cometido. No será la serie del año, pero se deja ver y puede, incluso, que enganche al espectador.

Parece Evangelion o Ataque a los titanes, pero es Sangre de Zeus.

 


Ficha técnica

Título original: Blood of Zeus

País: Estados Unidos

Año: 2020

Dirección: Shaunt Nigoghossian

Guión: Charley Parlapanides, Vlas Parlapanides

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies