Olímpicos

Ares

«El dios Marte», Diego Velázquez, 639-1641, Museo del Prado (Madrid)

Ares, al igual que Atenea, era el dios de la guerra. Sin embargo, personificaban aspectos muy diferentes. Mientras que la diosa representaba la inteligencia y la estrategia, Ares lo hacía con la irracionalidad, violencia y horror.

Era parte de la segunda generación de dioses, hijo de Zeus y Hera y hermano de Hefesto, cuya esposa era su más célebre amante. Ares y Afrodita mantenían una relación humillante para el dios de la forja, que en una ocasión les tendió una trampa y los atrapó “con las manos en la masa” en una red dorada y llamó al resto de dioses para burlarse de ellos.

De Afrodita tuvo su descendencia más importante, aunque no la única. Harmonía, diosa de la concordia; Fobos y Deimos, hermanos gemelos personificación del horror y el terror respectivamente; Eros, del amor y la atracción sexual; Anteros, del amor correspondido; e Hímero, de la lujuria y el deseo.

Fobos y Deimos, junto con su hermana Enio, lo acompañaban en las batallas, así como otras deidades menores que personificaban diferentes aspectos de éstas: las Macas, las Hisminas, Cidoimos y Polemos.

Episodios en los que interviene:

La fundación de Cadmea
La red de Hefesto

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies